martes, 9 de enero de 2018

(Proyecto) "De vacaciones a Santiago": una aproximación a la Edad Media peninsular



He arrancado al fin en 3.º ESO con la historia de la literatura. No obstante, como la experiencia me demuestra que la literatura medieval se les resiste, en este caso voy a aplicar dos proyectos. Este es el primero: "De vacaciones a Santiago", con el que aspiro a mejorar su comprensión de este periodo histórico (o simplemente recordarlo), así como trascender la perspectiva y poder introducir otras manifestaciones artísticas que, posteriormente, faciliten la asimilación de las obras que trabajaremos.


Al explicárselo, los he puesto en situación: este verano quiero realizar el camino a Santiago, pero no sé qué ruta recorrer. Partiendo de esta idea, cada equipo, convertido en una agencia de viajes, tendría que planificarme un camino (el francés, el del norte, el mozárabe...), para lo que tendría que elaborar tres materiales: (1) un presupuesto que compartirían conmigo a través de Google Drive en el que señalarían desplazamientos, alojamientos y visitas culturales; (2) un mapa que editarían en Google Maps con el pretexto de que yo, más tarde, pudiera descargármelo en un dispositivo GPS, en el que señalizarían la ruta y los distintos hitos del camino (alojamientos, visitas culturales, etc., incluyendo en este último caso una descripción que me permita, in situ, poder aprender algo sobre aquello que voy a visitar), y, por último, (3) me "venderían" su propuesta a través de una exposición oral, en la que les iba a pedir que hicieran especial hincapié en explicarme todo lo que hubieran investigado sobre arquitectura, pintura, escultura o historia medieval. Estos tres productos los evaluaría por medio de las distintas rúbricas que incluyo en el documento que adjunto más abajo.

Al final del proceso, realizamos algunas otras actividades a propósito del proyecto. Por ejemplo, cuando lo terminaron, les indiqué que al final me fui sin pagar, por lo que tenían que interponer una denuncia en la comisaría, denuncia que por supuesto tenían que redactar ellos mismos. Y esta vez la producción oral del trimestre sería la narración de una leyenda de alguna de las localidades por las que pase la ruta sobre la que hayan investigado.

Está todo muy "mascadito" en el dosier porque es el primer proyecto que vamos a trabajar y porque no es un grupo acostumbrado a hacerlo a través de este método; no obstante, me enorgullezco de que, en muchos casos, lo han elaborado con ciertas dosis de entusiasmo. 



Algunas capturas de pantalla de los mapas con las rutas, o "tracks", ya elaboradas. Tengo que admitir que esta es la parte que más me ha satisfecho de todo el proyecto, porque lo han tomado con verdadero interés y el resultado ha sido muy atractivo (bueno, podéis valorarlo por vosotros mismos). Siento no poder compartir directamente los enlaces de los mapas para que se puedan examinar estos con más detenimiento, pero no estoy seguro de no exponer las direcciones de correo electrónicos de los alumnos que han colaborado en su edición, de manera que prefiero no arriesgarme. 








Adjunto también algunas imágenes tomadas durante las exposiciones orales (su calidad no es muy buena, pero bueno, ya tengo asumido que no me voy a ganar la vida como fotógrafo):




Asimismo, por los mismos motivos, comparto algunas capturas de pantalla de algunos de los presupuestos que han generado los distintos equipos para justificar el coste final del viaje que me han presentado:



Y, aunque no era obligatorio, la mayor parte de los grupos han elaborado presentaciones de diapositivas que han utilizado durante la exposición oral, como se puede ver en las instantáneas que adjunto sobre estas líneas:


¿Mi valoración? Trabajar por proyectos implica un cambio estructural integral en la forma de concebir las clases, los espacios, etc., y también la forma de evaluar, que no puede olvidársenos. En cualquier caso, es un método muy asequible para el trabajo competencial del alumnado que los obliga a abandonar el rol pasivo que acostumbran a adoptar en el aula. Solo exige un pequeño esfuerzo por nuestra parte, al principio, pero el resultado puede ser maravilloso, sobre si entendemos que el aprendizaje por competencias también forma parte del currículo. En relación con este proyecto en particular, he quedado bastante contento por el grado de aprovechamiento del alumnado, no solo a nivel conceptual, sino también de procedimientos: son tantas las lagunas que nuestro alumnado tiene sobre herramientas digitales, que no puedo menos que entender que mi labor como docente es proporcionarle estrategias para superarlas (nos pensamos que, en este sentido, no tienen carencias porque son supuestos nativos digitales, pero con esta última denominación "no se nace, se hace").

No hay comentarios:

Publicar un comentario