martes, 8 de mayo de 2018

La tecnología, la gran aliada de la evaluación: aplicaciones que simplifican el proceso evaluador

(Artículo redactado para Evaluacción y publicado por esta web el 11 de diciembre de 2017:
Imagen propia.

La evaluación, indudablemente uno de los elementos más importantes en el proceso de enseñanza-aprendizaje, implica no solo la constatación, al término de una unidad, de que nuestro alumnado ha asimilado los contenidos impartidos o –en sentido menos estricto– ha alcanzado unos determinados objetivos: más allá, la evaluación también debe 
diagnosticar sus conocimientos o habilidades antes de iniciarse el proceso (tanto sus fortalezas como sus debilidades) y, especialmente hoy, debe dar respuesta durante él a la diversidad, a los distintos ritmos de aprendizaje, etc. Este es el verdadero espíritu de la archiconocida “evaluación continua”: la evaluación no se puede reducir a la fase sumativa, en que concretamos (normalmente de forma cuantitativa) el grado de aprendizaje alcanzado por nuestro alumnado: debemos diagnosticarlo antes y “orientarlo”, o incluso orientar nuestra propia práctica docente, a partir de los resultados extraídos de la evaluación formativa. Asimismo, las últimas manifestaciones legislativas y pedagógicas invitan a entenderla como un proceso integrador u holístico, en el que incluso el alumnado participe autoevaluándose o en el que interactúe con el grupo coevaluándose entre ellos y ellas.
Pero, ahora bien, ¿cómo es posible hacer todo esto sin morir en el intento?
El aumento de las ratios, la burocratización que experimentan los centros educativos, etc., son algunos inconvenientes a los que se enfrenta el personal docente y que le impiden desarrollar adecuadamente y de forma completa este proceso. La tecnología y la aparición de una ingente cantidad de aplicaciones que automatizan el proceso evaluador podría ser, no obstante, una buena forma de solucionarlo: son muchas las aplicaciones web y móviles que han surgido o se han perfeccionado en los últimos años en este sentido. Permiten la respuesta simultánea de todo el grupo y el análisis automático de los resultados, que normalmente pueden descargarse con un solo clic en nuestros equipos informáticos. Ahora bien, una incompleta o ineficaz formación del profesorado lleva muchas veces a que se desconozcan, o a que sean conocidas solo si este se preocupa expresamente por descubrirlas. Como en alguna ocasión me han preguntado cuáles son las que yo uso, presentaré a continuación algunas de las que más me gustan, advirtiendo de antemano que por supuesto hay muchas más:

-Los formularios de Google Drive (o Google Forms). Esta herramienta, integrada dentro de la aplicación Google Drive del gigante californiano, permite crear de forma muy intuitiva cuestionarios (de respuesta abierta, opción múltiple, etc.). Desde su última actualización, gracias a la opción “clave de respuestas”, es posible seleccionar la respuesta correcta y asignar una determinada puntuación a la pregunta. También permite añadir un comentario aclaratorio por pregunta que solo se mostrará una vez se haya finalizado el cuestionario, distinto si se ha acertado o si se ha fallado, por lo que puede ser útil para favorecer la autoevaluación como actividad de repaso, por ejemplo. Al final del proceso, en la pestaña “respuestas” del formulario, el docente o la docente pueden examinar una a una las respuestas del grupo y, además, si las preguntas son de opción múltiple, le devuelve información muy útil como diagramas de barras de la información volcada en cada pregunta, por lo que también puede ser muy útil como ejercicio de diagnóstico a partir del cual conocer el grado de conocimientos previos del grupo y concretar la unidad.

Videotutorial de @Princippia

La eficacia de estos formularios puede mejorarse adquiriendo en Google Drive dos complementos muy útiles: “Flubaroo” y “Yet another mail merge”. (Para obtenerlos, teniendo una hoja de cálculo de Google Drive abierta, clicar menú ‘Complementos’ > ‘Obtener complementos’). El primero permite la corrección automática de un formulario ofreciendo, principalmente, el porcentaje de respuestas correctas por alumno; el segundo, el envío automático de estos datos a través del correo electrónico de manera que a cada alumno o alumna le lleguen exclusivamente sus datos.


Videotutorial de Flubaroo de @Educatutos




Videotutorial de Yet another mail Merge de @Princippia

Plickers. Esta herramienta permite que todo el grupo, simultáneamente, pueda responder a una pregunta previamente formulada, por lo que es muy útil como instrumento de la evaluación formativa para conocer su progreso en un momento dado. Para ello es necesario haber impreso las tarjetas con el código bidi desde la web, además de asignar cada una de ellas a cada alumno. La ventaja de esta herramienta es la economía de medios, pues solo se requieren un ordenador con conexión a internet y a un proyector, en el que aparecerán las preguntas y las respuestas del grupo, y un dispositivo móvil, desde el que se escanearán las tarjetas. Garantizo que el escaneado es rápido y cómodo. Además, la sincronización entre el dispositivo y el ordenador es completa. Genera diagramas de barras tras cada pregunta, permite conocer en tiempo real quiénes han fallado, y para el grupo puede tener un componente lúdico. Al final del proceso genera un porcentaje de aciertos por alumno y permite analizar las respuestas de todas las preguntas.


Videotutorial de Plickers de @BioESOsfera


Kahoot! es una herramienta parecida a la anterior, pero con un formato mucho más atractivo y competitivo, lo que se puede ver en que genera un ranking entre pregunta y pregunta. Presenta una desventaja con respecto a Plickers: la inversión en medios es superior, pues, además del ordenador a través del que se van a proyectar los resultados, cada alumno o alumna necesita estar conectado con un ordenador o dispositivo móvil; como ventaja, en cambio, cabe decir que se puede recurrir a un amplio banco de cuestionarios. Al final del proceso, también permite descargar los resultados del grupo.


Videotutorial de Kahoot! de @Educatutos


GradeScanner. Esta aplicación del paquete iDoceo, disponible solo en dispositivos iOS, permite imprimir plantillas de respuesta para cuestionarios de hasta cincuenta preguntas de opción múltiple y corregirlas después automáticamente gracias a su funcionalidad como escáner.


Videotutorial de GradeScanner de @dchicapardo


Otras aplicaciones de corte similar: SocrativeQuizizzTrivinet. Otras aplicaciones similares son estas tres, en las que –como con Kahoot!– cada alumno o alumna necesita un dispositivo con conexión a Internet para poder participar. Socrative permite generar cuestionarios individuales o por equipos, y también permite generar una pregunta rápida durante el transcurso de una sesión, por lo que puede ser útil para evaluar de forma espontánea, no premeditada. El acceso del alumnado a Quizizz, por su parte, es muy cómodo si se trabaja con Google Classroom; además, como en Kahoot!, el formato es muy atractivo. Por último, Trivinet resulta útil si queremos que sea el propio grupo el que plantee las preguntas del cuestionario.


Videotutorial de Socrative de TuttoTIC




Videotutorial de Quizizz de @Martingvalle


Videotutorial de Trivinet de @Pabloruizsoria, su creador



Asimismo, el empleo de rúbricas se está convirtiendo en los últimos años en una forma útil y extremadamente aconsejable de evaluar productos y procesos de manera objetiva. No obstante, la inversión de tiempo a la hora de calcular el resultado de todo un grupo (no digamos ya si optamos por utilizarlas para que se evalúen entre sí) es un inconveniente que desanima a usarlas; una situación que se puede resolver si disponemos de herramientas comoiDoceo, aplicación disponible para dispositivos iOS, o como CoRubrics, complemento de Google Drive creado por Jaume Feliu, que calculan el resultado automáticamente. Este último, accesible para todo el mundo con una cuenta de Google, se puede obtener desde el menú “Complementos” de Google Drive. Esta aplicación permite procesar los datos en segundos, enviar las calificaciones a las cuentas de correo electrónico del alumnado, compartir el enlace con el grupo para que pueda puntuar a sus compañeros y compañeras de acuerdo con la rúbrica (coevaluación) y, a partir de la última actualización, importar los datos de los alumnos desde Google Classroom para que no sea necesario introducirlos manualmente.


Videotutorial de CoRubrics de @Gogos20

(Aportación posterior.) Recientemente yo mismo he creado un videotutorial en que explico cómo calificar rúbricas empleando una hoja de cálculo de Excel y cómo enviarle los resultados al alumnado, individualmente a su correo electrónico, a través del complemento de Google Drive "Yet another mail merge", que ya he explicado anteriormente.

1 comentario:

  1. Hola
    Le comparto unos párrafos que describen brevemente nuestro proyecto:
    Somos tres diseñadores gráficos rosarinos que tienen el sueño de cambiar el sistema educativo incorporando la tecnología.
    Hemos detectado que los chicos se ven inmersos en lo que son las nuevas tecnologías, ya sean celulares como tablets, y esto genera distracciones que dificultan el aprendizaje y que obstaculizan las herramientas y métodos tradicionales utilizados a la hora de enseñar, como por ejemplo el libro.
    Lo que queremos hacer es generar un cambio en ese tradicionalismo que existe dentro del sistema educativo.
    Integrando tecnología y educación
    Creamos libros de realidad aumentada
    El sistema educativo no debe pelear contra las tecnologías, sino integrarlas. Buscando una mayor llegada y asi lograr que los chicos aprendan jugando.
    Para lograr eso, desarrollamos una aplicación que acciona en función de un libro. El cual, sigue una trama narrativa, como un libro común y corriente, en donde cada página genera un juego en realidad aumentada, proporcionándoles a los chicos una experiencia multisensorial (visual, táctil y sonora) en donde deberán resolver diversos desafíos matemáticos para poder seguir avanzando en la historia.
    Libros educativos de realidad aumentada ya existen, pero solo generan animaciones, es esta interactividad justamente la que nos diferencia de nuestra competencia.
    El libro está pensado para chicos de 7 a 14 años.
    Hemos validad el producto en la feria del libro realizada en Rosario con excelentes resultados.
    En este momento lanzamos una campaña de financiamiento colectivo en la página Ideame y necesitamos toda la ayuda posible para difundirlo y hacer este sueño posible. Les dejo los link para que puedan ver el proyecto y muchas gracias.

    idea.me/anteludium

    https://social.idea.me/proyectos/63892/tecnoeducacion-el-nuevo-metodo

    https://www.youtube.com/watch?v=GmzyM9b-a48&t=1s

    ResponderEliminar